El Cruel Error Psiquiátrico: Una Disculpa hacia la Comunidad Gay

comunidad gay 2

A lo largo de la historia, la homosexualidad ha sido considerada y clasificada de diversas maneras en la psiquiatría y la psicología, reflejando actitudes sociales y científicas cambiantes, pero siempre erróneas y aberrantes al considerarlo una enfermedad.

  1. Siglo XIX y XX: Homosexualidad vista como desviación moral y patología médica, criminalizada en muchos países.
  2. 1952: DSM-I: APA clasifica la homosexualidad como trastorno sociopático, reforzando la necesidad de «curarla».
  3. Terapias Crueles: Electrochoques, aversión y lobotomías usadas contra personas homosexuales, causando traumas sin cambiar su orientación.
  4. 1973: Cambio Clave: APA elimina la homosexualidad del DSM, reconociéndola como una variación natural, no una enfermedad.
  5. Terapias de Conversión: Pseudociencias ineficaces y dañinas, causan depresión, ansiedad y suicidio, persistiendo en algunos lugares.
  6. Reconocimiento Actual: La homosexualidad es una orientación natural, con apoyo de organizaciones de salud mental contra las «terapias de conversión».
  7. Cicatrices Profundas: Las crueles prácticas del pasado subrayan la necesidad de aceptación y políticas sin discriminación para la comunidad LGBT.

Recorrido Histórico

Primero haremos un recorrido histórico del trato diagnóstico de la homosexualidad a lo largo de la historia, que visto a día de hoy, la palabra cruel se queda corta.

  1. Siglo XIX y Principios del Siglo XX: Patología y Criminalización Durante el siglo XIX y principios del siglo XX, la homosexualidad fue vista predominantemente como una desviación moral y una patología médica.
  2. 1952: DSM-I La Asociación Americana de Psiquiatría (APA) publicó el primer Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-I) en 1952, en el cual la homosexualidad fue clasificada como un trastorno sociopático de la personalidad. Esta clasificación reforzó la noción de que la homosexualidad era una condición patológica que necesitaba ser tratada o «curada».
  3. 1968: DSM-II En la segunda edición del DSM (DSM-II), publicada en 1968, la homosexualidad se clasificó como una desviación sexual. Aunque seguía siendo vista como una enfermedad mental, la clasificación se movió ligeramente hacia una percepción de desviación sexual en lugar de un trastorno de personalidad.
  4. 1973:
  5. Clasificaciones Internacionales: CIE La Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha reflejado estos cambios. En la CIE-9, la homosexualidad se consideraba una desviación sexual. Sin embargo, en 1992, la CIE-10 eliminó la homosexualidad como diagnóstico, alineándose con los avances en la comprensión y aceptación de la diversidad sexual.

Impacto y Consecuencias sobre la Comunidad Gay

La clasificación de la homosexualidad como una enfermedad mental tuvo consecuencias devastadoras para la comunidad gay. Las personas homosexuales fueron sometidas a una variedad de tratamientos inhumanos, incluyendo terapia de electrochoque, aversión, y, en casos extremos, lobotomías como ahora describiremos de forma pormenorizada.

Avances Recientes

Hoy en día, la homosexualidad es ampliamente reconocida como una orientación sexual natural y no patológica. Las principales organizaciones de salud mental, como la APA y la OMS, abogan por la aceptación y el respeto de todas las orientaciones sexuales y condenan las prácticas de «terapias de conversión» que buscan cambiar la orientación sexual de una persona.

En la segunda parte del artículo vamos a describir parte de los tratamientos aberrantes a los que se han sometido a los homosexuales “para, en teoría, curar esta patología”, todavía llega a mis oídos que, aunque de forma residual y en determinados ambientes culturales se siguen haciendo prácticas como la terapia de aversión o descargas eléctricas, algo increíble para el siglo XXI.

comunidad gay 1

Detallo a continuación estas prácticas pasadas, crueles

1. Lobotomía

Época: Décadas de 1930 a 1960

La lobotomía es un procedimiento neuroquirúrgico que implica la desconexión de los lóbulos frontales del cerebro. Este procedimiento se realizaba mediante la inserción de un instrumento similar a un picahielos a través del ojo o del cráneo para cortar las conexiones nerviosas.

Este procedimiento resultaba en pérdida de personalidad, habilidades cognitivas y, en muchos casos, un deterioro severo de la calidad de vida. La homosexualidad, sin embargo, no cambiaba. Muchas personas sometidas a lobotomías quedaban incapacitadas de por vida.

2. Terapia de Electroshock (Terapia Electroconvulsiva)

Época: Décadas de 1930 a 1970 (y en algunos lugares, hasta la actualidad)

Este tratamiento consiste en la administración de descargas eléctricas al cerebro para inducir convulsiones. Se utilizaba con la esperanza de «curar» la homosexualidad mediante la alteración del cerebro.

Los pacientes experimentaban efectos secundarios graves como pérdida de memoria, confusión, y en muchos casos, un trauma psicológico considerable. No hubo evidencia de que el tratamiento cambiara la orientación sexual. No hablamos de la aplicación moderna actual de TEC, que es indolora y muy efectiva en los casos que está indicada,

3. Terapia de Aversión

Época: Décadas de 1950 a 1980

Este método involucraba la exposición a estímulos homosexuales (imágenes o pensamientos) mientras se aplicaban estímulos negativos (descargas eléctricas, eméticos, o pinchazos). La idea era crear una aversión hacia la homosexualidad.

Provocaba un sufrimiento intenso y podía inducir náuseas, dolor y miedo. Los efectos psicológicos a largo plazo incluían ansiedad y depresión. No se lograba un cambio en la orientación sexual.

4. Terapia de Conversión (Reparativa)

Época: Décadas de 1960 a la actualidad (aunque ha sido prohibida en muchos lugares)

Conjunto de prácticas pseudocientíficas que incluyen la terapia de conversación, aversión, hipnosis y consejería pastoral para intentar cambiar la orientación sexual de homosexual a heterosexual.

Numerosos estudios han demostrado que la terapia de conversión es ineficaz y dañina, llevando a altos índices de depresión, ansiedad, autolesiones y suicidio entre aquellos que la han experimentado.

5. Terapia Hormonal

Época: Décadas de 1940 a 1970

Consistía en la administración de hormonas (como testosterona o estrógenos) para intentar cambiar la orientación sexual bajo la creencia errónea de que las hormonas influían directamente en la preferencia sexual.

Los efectos secundarios físicos incluían desequilibrios hormonales, cambios de humor y problemas de salud a largo plazo. No hubo cambio en la orientación sexual.

6. Terapia Psicoanalítica

Época: Décadas de 1920 a 1970

Basada en las teorías de Sigmund Freud, esta terapia buscaba descubrir y tratar las supuestas causas subyacentes de la homosexualidad a través del análisis de los sueños, la exploración de la infancia y el trabajo con el inconsciente.

Era un proceso largo y costoso que generaba frustración y sufrimiento emocional sin resultados efectivos en el cambio de la orientación sexual. Muchos pacientes sufrían un deterioro de su salud mental.

7. Terapia Conductual

Época: Décadas de 1950 a 1980

Este enfoque utilizaba principios del condicionamiento operante y clásico para modificar el comportamiento homosexual a través de recompensas y castigos.

Al igual que la terapia de aversión, causaba un gran sufrimiento y efectos psicológicos negativos, incluyendo ansiedad y depresión. No había evidencia de éxito en cambiar la orientación sexual.

8. Terapia de Hipnosis

Época: Décadas de 1950 a 1970

Consistía en inducir un estado de trance hipnótico con el objetivo de «reprogramar» la mente del individuo para que dejara de tener atracción hacia personas del mismo sexo.

No se lograba ningún cambio en la orientación sexual y los pacientes a menudo experimentaban confusión, frustración y deterioro de la salud mental.

9. Consejería Pastoral

Época: Décadas de 1950 a la actualidad (aunque ha sido criticada y rechazada por muchas organizaciones de salud)

Basada en creencias religiosas, esta terapia buscaba «curar» la homosexualidad a través de la oración, el arrepentimiento y la sumisión a principios religiosos.

Causaba un daño emocional significativo, incluyendo sentimientos de culpa, vergüenza y conflicto interno. No lograba cambiar la orientación sexual y a menudo resultaba en un rechazo y alienación por parte de la comunidad religiosa y familiar.

10. Terapia de Impulsos Eléctricos (Implicación Directa con el Comportamiento Sexual)

Época: Décadas de 1950 a la actualidad (aunque en menor medida)

Similar a la terapia de aversión, esta técnica involucraba el uso de impulsos eléctricos dirigidos específicamente a los genitales durante la exposición a estímulos homosexuales. La idea era condicionar una respuesta negativa directa al comportamiento sexual homosexual.

Este tratamiento provocaba dolor físico severo y trauma psicológico. No solo era ineficaz en cambiar la orientación sexual, sino que también resultaba en daños físicos permanentes en algunos casos.

11. Terapia de Reasignación Sexual Forzada

Época: Décadas de 1960 a 1980 (y algunos casos contemporáneos)

En algunos casos extremos, se sometía a individuos a cirugías de reasignación de sexo forzada, basándose en la idea errónea de que al cambiar el género físico se cambiaría la orientación sexual.

Las personas sometidas a este tipo de tratamientos experimentaban una violación extrema de sus derechos humanos y sufrían efectos devastadores tanto física como psicológicamente. La mayoría de los individuos quedaron con disforia de género y un trauma emocional profundo.

12. Terapia de Conducta Cognitiva (Intentos de Reprogramación)

Época: Décadas de 1960 a la actualidad (en algunos lugares)

Esta terapia combina técnicas de conducta con estrategias cognitivo-conductuales para intentar reprogramar la orientación sexual. Implicaba identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento asociados con la homosexualidad.

Aunque menos cruenta que otros métodos, seguía siendo ineficaz y causaba un estrés emocional significativo. Los pacientes a menudo experimentaban ansiedad y depresión al no poder cambiar su orientación sexual.

13. Terapia de Grupo (Programas de Conversión en Grupo)

Época: Décadas de 1970 a la actualidad (en algunos lugares)

Los programas de conversión en grupo reúnen a individuos que desean cambiar su orientación sexual para someterse a terapias de grupo y sesiones de reeducación. Estos programas a menudo combinan varias técnicas, incluyendo la consejería pastoral y la terapia conductual.

La presión de grupo y el entorno coercitivo aumentan el sufrimiento emocional y psicológico. Los participantes a menudo enfrentan vergüenza, culpa y un deterioro de su salud mental sin lograr un cambio en su orientación sexual.

comunidad gay 3

Para concluir, las personas homosexuales han sido sometidas a una serie de tratamientos ineficaces y cruentes a lo largo de la historia, muchos de los cuales siguen siendo utilizados en algunos lugares a pesar de la evidencia de su ineficacia y daño. La mayoría de estos tratamientos han sido abandonados y condenados por la comunidad científica y médica, que ahora reconoce la importancia de la aceptación y el apoyo en lugar de intentar cambiar la orientación sexual. Las consecuencias de estos tratamientos han dejado cicatrices profundas en aquellos que los sufrieron, destacando la necesidad de políticas y prácticas que promuevan la salud mental y el bienestar de las personas LGBT sin discriminación ni prejuicios.

Referencias

  1. Drescher, J. (2001). «I’m Your Handyman»: A History of Reparative Therapies. Journal of Homosexuality, 42(1).
  2. Minton, H. L. (2002). Departing from Deviance: A History of Homosexual Rights and Emancipatory Science in America. University of Chicago Press.
  3. American Psychological Association. (2009). Report of the Task Force on Appropriate Therapeutic Responses to Sexual Orientation.
  4. Shidlo, A., & Schroeder, M. (2002). Changing Sexual Orientation: A Consumer’s Report. Professional Psychology: Research and Practice, 33(3).
  5. Spitzer, R. L. (2003). Can Some Gay Men and Lesbians Change Their Sexual Orientation? 200 Participants

1 comentario en “El Cruel Error Psiquiátrico: Una Disculpa hacia la Comunidad Gay”

  1. FRANCISCA BENITEZ RAMÍREZ

    Gracias por la información, Dr. López.
    Lo desconocía por completo. Es aterrador!
    Espero que su artículo se difunda, contribuya a que la sexualidad de cada persona sea respetada y que valoremos a las personas por su forma de ser, sus valores y que no las discriminemos por su sexualidad.
    Ojalá los avances en medicina logren abrir la mente de las personas y ayuden a crear una sociedad con una visión nueva, libre, sin tabús, basada sobretodo en el respeto hacia las personas sin hacer diferencias y así lograr un mundo mejor!
    Fdo Paquita Benítez Ramírez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
whatsapp cristobal lopez psiquiatra