Nunca Mirar el Móvil de tu Pareja

mirar el movil de tu pareja

El teléfono de tu pareja está sobre la mesa, conoces la contraseña y está en la ducha; ¿Qué haces?

La mayoría en teoría dice que NO lo mira pero en realidad hay al menos un 40% de personas que se autoengaña porque acaba MIRANDO y explota el volcán tarde o temprano!

La era digital ha difuminado las líneas de la privacidad en las relaciones. El teléfono móvil, como un cofre del tesoro personal, alberga secretos, deseos y miedos. La tentación de mirar dentro, especialmente cuando la confianza no es plena, puede ser devastadora a largo plazo… Pero, ¿es correcto hacerlo? ¿Qué consecuencias puede traer?

Desde mi experiencia clínica, una vez que se mira el teléfono, aunque no encuentres nada y sea casual, se entra en una espiral que, tarde o temprano, te enfrenta a algo que mina y destruye la relación.

Por no mencionar lo que considero tragicómico: personas de 40 años reprochándose porque le has dado «like» a una foto de Fulanit@.

En la actualidad, los teléfonos incluyen tus pensamientos, sentimientos y expresiones más íntimos. Incluso si temes que tu pareja te esté engañando, revisar su teléfono puede tener consecuencias imprevistas y extremas. Aunque fisgonear en la vida de otra persona nunca ha sido tan fácil, no significa que debas hacerlo. Cuando hay una falta de confianza, mirar el teléfono de tu pareja podría indicar otros problemas subyacentes en la relación.

Muchas veces, al husmear en el teléfono de la pareja se encuentran cosas que no son directamente una posible infidelidad, sino que pueden ser un acto de desahogo con otra persona que se malinterpreta y abre las puertas del infierno.

Antes de Mirar, Asegúrate de Ser Capaz de Soportar lo que Puedes Ver

Antes de ceder a la tentación de revisar el teléfono de tu pareja, es crucial considerar si estás emocionalmente preparado para lo que podrías descubrir. A menudo, lo que encontramos puede ser perturbador y desestabilizador, lo que afecta negativamente a nuestra salud emocional y mental. Pregúntate a ti mismo si estás dispuesto a enfrentar las posibles consecuencias de tus acciones y si tu relación puede sobrevivir a lo que descubras. Es fundamental tener en cuenta que una vez que veas algo, no puedes deshacerlo, y el impacto emocional puede perdurar mucho después de que se haya revelado la verdad

La Tentación de Perder el Control al Iniciar una Búsqueda en Google y Continuar Mirando

Es fácil caer en la tentación de empezar con una simple búsqueda en Google en el teléfono de tu pareja. Pero lo que comienza como un acto inocente puede rápidamente desviarse hacia leer los WhatsApp de tu pareja con sus padres o con amigos hasta husmear en álbumes de fotos personales. Sin embargo, esta curiosidad puede llevar a consecuencias desastrosas para la confianza y la integridad de la relación. Antes de seguir avanzando por ese camino, es esencial detenerse y reflexionar sobre las posibles repercusiones. Recuerda, la línea entre la curiosidad y la intrusión puede ser muy delgada, y cruzarla puede cambiar irreversiblemente la dinámica de tu relación.

¿Está bien mirar el teléfono de tu pareja?

Un estudio de 2012 reveló que aproximadamente dos tercios de los participantes admitieron haber husmeado en los mensajes privados de su pareja, incluidos los mensajes de texto y las redes sociales, sin su consentimiento previo.

En 2020, una empresa estadounidense encuestó a 1.000 estadounidenses de entre quince y cincuenta y cinco años sobre la privacidad de sus teléfonos y el espionaje en las relaciones. Esto es lo que encontraron:

  • El 48% de las mujeres y el 31% de los hombres creen que fisgonear está bien.
  • El 60% cree que nunca está bien mirar a través del teléfono.
  • El 43% no encontró pruebas incriminatorias románticas.
  • El 38% de las parejas rompieron o se pelearon.

Entonces, ¿está bien fisgonear en el teléfono de tu pareja? La respuesta es casi nunca. En algunos casos, por ejemplo, tras una situación de desconfianza, puede haber un acuerdo por el que te den permiso para mirar el teléfono. Puede ser una forma de recuperar la confianza, pero suele ser temporal. Mirar el teléfono de tu pareja puede tener consecuencias. Algunas personas se sienten tan violadas que la pareja se rompe.

Con las aplicaciones, notas, conversaciones y el registro de llamadas, puedes encontrar todo lo que necesitas saber sobre una persona curioseando en su teléfono. Puedes ver con quién habla y qué dice. Mirar el teléfono de una persona es una violación de su intimidad. Tanto si tienes una buena razón para mirar como si no, es importante que pienses en el camino que estás tomando para descubrir la verdad. ¿Fisgonear el teléfono de tu pareja te ayudará en tu situación actual?

Qué significa querer cotillear el teléfono de tu pareja

Si estás intentando averiguar cómo husmear o qué buscar al hacerlo, piensa por qué lo haces. Aunque espiar rápidamente el teléfono de tu pareja puede tranquilizarte, podría significar problemas más profundos en la relación. El comportamiento de husmear puede ser señal de otro problema. Si entiendes por qué sientes la necesidad de revisar el teléfono de tu pareja, puedes encontrar una forma alternativa de abordar la situación.

Puedes tener problemas de confianza

Cuando se habla de husmear, uno de los principales problemas es la confianza. Una base de confianza es crucial en cualquier relación.

«Puede inferir que la confianza no está bien establecida entre las dos personas de la relación»

Como bien sabemos en la práctica clínica.

Inseguridad y baja autoestima

Sentir la tentación de mirar los dispositivos digitales de la pareja «puede deberse a una falta de confianza. La persona que revisa el teléfono del otro tiene alguna razón para sentir inseguridad en la relación, ya sea una historia de haber sido engañada, de que le hayan mentido o de que le hayan dicho en el pasado, que tendría que estar vigilante para prevenirse de la inevitabilidad de ser engañada o simplemente san celos patológicos, algo que he observado en numerosos casos clínicos.

Puede sospechar que le engañan

Si se sospecha de un engaño, normalmente hay una forma mejor de averiguar la verdad que husmear en el teléfono de la pareja. Tanto si te mueven los celos como una pizca de curiosidad, hay otras formas de iniciar la conversación. Si sospechas que es infiel, empieza por pensar por qué lo sospechas. Una infidelidad anterior o un conflicto en la relación podrían dificultar que confíes en otra persona, o podrías tener una razón válida. En cualquier caso, buscar pruebas de engaño a espaldas de tu pareja podría acabar mal.

¿Debería revisar el teléfono de su pareja?

A menudo, las parejas tienen la capacidad de fisgonear. Según un estudio, 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 2 hombres conocen el código de acceso del teléfono de su pareja. Incluso 9 de cada 10 mujeres están dispuestas a que su pareja mire su teléfono cuando se lo pide. Tener la capacidad de curiosear y tener permiso para mirar un teléfono crean dos situaciones muy diferentes. En algunos casos, pedir ver el teléfono de tu pareja podría tranquilizarte, pero tener esas dudas en primer lugar podría ser señal de un problema.

Si te preguntas si debería revisar su teléfono, piensa en las consecuencias y en la verdadera razón por la que estás pensando en hacerlo. Tal vez revises el teléfono después de un engaño o a raíz de la desconfianza, pero lo cierto es que, en la mayoría de las ocasiones, no deberías revisar el teléfono de tu pareja.

Piensa en cómo te sentirías si pillaras a tu pareja o marido revisando tu teléfono. Es como una violación de la intimidad y la confianza, que te hace cuestionar los cimientos de la relación.

Los efectos negativos de mirar el teléfono de tu pareja en la relación

Aunque puede resultar tentador mirar el teléfono de tu pareja, es fundamental comprender los efectos negativos que puede tener en la relación. Hay varias razones por las que no deberías revisar el teléfono, aunque sea fácil hacerlo y nadie se entere.

Podría hacer retroceder la relación

En diversos estudios y lo que veo en mi realidad como psiquiatra que en los casos en que la relación terminaba después de espiar el teléfono de la pareja, se debía a que el dueño del teléfono se sentía traicionado o a que, para empezar, la relación no era tan sólida. Aunque se trata de un estudio pequeño, pone de relieve la importancia de a quién se permite usar el teléfono, la confianza que se tiene y los límites de la relación. Aunque mirar el teléfono no es un problema para todos, depende en gran medida de la relación y de los cimientos sobre los que se construye.

Invade la intimidad y la confianza de una persona

Hablar de espionaje es hablar de privacidad y confianza. Ya se trate de un iPad, un teléfono o un portátil, mirar a través de un dispositivo sin consentimiento plantea un problema. Cuando se siente esa invasión de la confianza, puede tener un gran impacto en la relación en su conjunto. Tanto si encuentras lo que buscas como si no, es algo que no puedes deshacer.

Un estudio descubrió que la evitación estaba asociada a percibir a la pareja como intrusiva y a establecer distancia como respuesta. Aunque puedas pensar que cuanto más sepas de tu pareja, más cerca podréis estar, ser indiscreto puede tener el efecto contrario.

Puede haber consecuencias imprevistas

Nunca se sabe realmente qué va a ocurrir a continuación. Si la pareja se siente traicionada o preocupada por la falta de confianza, puede haber consecuencias inesperadas. que husmear en el teléfono de la pareja

«suele ser síntoma de problemas mayores que saldrán a la luz en múltiples áreas de la relación.»

Puede ser incapaz de establecer límites saludables en el futuro

Las relaciones modernas tienen mucho que abarcar, incluyendo cómo se mueven en el mundo digital. Establecer límites saludables es importante en todo tipo de relaciones, no sólo en las románticas. Establecer esos límites incluye saber si te parece bien que tu pareja mire tu teléfono. Puede que te parezca bien que tu pareja utilice tu teléfono para hacer una llamada, pero te sentirías incómodo si empezara a leer todos tus mensajes privados a pesar de no tener nada que ocultar. Después de romper un nivel de confianza, puede resultarte difícil establecer límites saludables dentro de la relación en el futuro.

¿Revisar el teléfono de alguien es abusar?

Hoy en día, los teléfonos son esencialmente un diario digital de una persona. Si alguien revisara tu teléfono y publicara imágenes en Internet sin tu permiso, se consideraría un tipo de abuso digital. Si una pareja revisa constantemente tu teléfono y tus redes sociales, podría significar un comportamiento controlador y poco saludable. Si siempre está revisando tus llamadas, mensajes de texto, redes sociales y actividad digital, es posible que tengas una pareja controladora y potencialmente abusiva.

¿Qué significa que alguien revise tu teléfono?

Cuando alguien revisa tu teléfono, puede estar buscando algo específico o simplemente tratando de curiosear. En cualquier caso, hay una falta de confianza y una violación de la intimidad. Demuestra que hay desconfianza e inseguridad en la relación.

Es importante saber que todas las relaciones son diferentes y que probablemente tendréis acuerdos sobre lo que ambos consideráis aceptable. Puede que cojas el móvil de tu pareja para hacer una búsqueda rápida en Google, pero eso no significa que vayas a revisar sus mensajes y textos en las redes sociales.

Comienza con una conversación en la que intentes explicar cómo te sientes y por qué estás tentado de mirar el teléfono de tu pareja. Intenta construir una buena base de confianza para que ya no sientas que no tienes toda la información que necesitas. No se trata en absoluto de una solución rápida; requiere el esfuerzo de ambas partes para trabajar en la relación.

Alternativas más saludables

En lugar de recurrir a revisar el teléfono de la pareja, es crucial abordar los problemas subyacentes de la relación:

  • Comunicación abierta: Hablar sobre las inseguridades y preocupaciones puede ayudar a construir confianza.
  • Terapia de pareja: Un terapeuta puede ayudar a identificar y abordar los problemas de comunicación y confianza.
  • Autorreflexión: Evaluar las propias inseguridades y trabajar en ellas puede fortalecer la relación.

Es crucial reflexionar sobre el impacto emocional y las repercusiones en la relación antes de decidir revisar el teléfono de tu pareja. La curiosidad puede llevar a consecuencias inesperadas que afecten profundamente la confianza mutua y la estabilidad de la relación. Antes de actuar, considera abordar tus inquietudes a través de la comunicación abierta y honesta, reforzando así los cimientos de confianza y respeto que son esenciales en cualquier relación saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
whatsapp cristobal lopez psiquiatra