LOS PSICODELICOS EN TRASTORNOS MENTALES: SEGURIDAD Y RIESGOS. 

psicodelicosLa exploración de los psicodélicos como terapia prometedora es un tema de gran interés en la psiquiatría moderna. Sustancias como la ketamina y la psilocibina han sido estudiadas por su potencial en el tratamiento de trastornos mentales, sin embargo, es fundamental reconocer tanto sus beneficios como los riesgos asociados. 

La Ketamina y la Psilocibina

La ketamina, originalmente utilizada como anestésico, ha mostrado resultados prometedores en el tratamiento de la depresión resistente a otros tratamientos, particularmente por su capacidad para actuar rápidamente aliviando los síntomas. La psilocibina, por otro lado, el compuesto activo de los «hongos mágicos», ha sido investigada por su eficacia en trastornos como la depresión y la ansiedad, especialmente en contextos de enfermedades terminales, mostrando una capacidad notable para mejorar la calidad de vida y el bienestar emocional. 

En marzo de 2019, Estados Unidos aprobó el uso de la esketamina, una forma purificada de ketamina, para tratar la depresión grave en adultos que no han respondido a al menos dos tratamientos previos. Pocos meses después, la Agencia Europea del Medicamento autorizó el Spravato, un medicamento que contiene esketamina. En España, desde noviembre de 2022, el Ministerio de Sanidad financia este fármaco para pacientes con depresión mayor resistente al tratamiento. 

En febrero de 2023, el Real Colegio de Psiquiatras de Australia y Nueva Zelanda reconoció el MDMA y la psilocibina como medicamentos. Sin embargo, no fue hasta julio de ese año cuando comenzó su prescripción para ciertos trastornos mentales. El MDMA se utiliza para el tratamiento del estrés postraumático y la psilocibina para la depresión resistente a tratamientos convencionales, bajo la autorización de un psiquiatra y en un entorno clínico controlado. Fuera de este contexto, el uso de estas sustancias sigue siendo ilegal en Australia 

Si bien la ketamina y la psilocibina son consideradas relativamente seguras, existe el riesgo de efectos adversos como desorientación, ansiedad intensa, o experiencias psicodélicas perturbadoras. Además, hay preocupaciones sobre la posibilidad de abuso o dependencia, aunque estos riesgos parecen ser bajos con el uso controlado y bajo supervisión médica. 

Psicodélicos y la Necesidad Imperante de Avances en Tratamientos Psiquiátricos Ante el Estancamiento Farmacológico Actual 

En el contexto actual, donde hemos observado un estancamiento significativo en el desarrollo de fármacos psiquiátricos tradicionales, surge con urgencia la necesidad de explorar y avanzar en nuevas modalidades de tratamiento. Los psicodélicos, con su creciente cuerpo de investigación que sugiere su eficacia potencial, representan una promesa en este ámbito. 

Desafíos Actuales en la Farmacología Psiquiátrica 

  • Eficacia Limitada: Muchos de los fármacos psiquiátricos actuales muestran una eficacia limitada y no funcionan para todos los pacientes, dejando a un número significativo sin alivio suficiente.
  • Efectos Secundarios: Los efectos secundarios de los medicamentos existentes pueden ser graves y, a veces, disuadir a los pacientes de continuar con el tratamiento.
  • Tiempo de Respuesta: Algunos fármacos requieren semanas o incluso meses para mostrar efectividad, lo que puede ser crítico en casos de emergencia psiquiátrica.
  • Falencia en Innovación: Ha habido una falta notable de innovación en la farmacología psiquiátrica en las últimas décadas, con pocos avances significativos en nuevos tipos de medicamentos.

Potencial de los Psicodélicos 

  • Mecanismos de Acción Innovadores: Los psicodélicos operan a través de mecanismos de acción diferentes a los de los fármacos tradicionales, ofreciendo nuevas vías para tratar trastornos como la depresión resistente al tratamiento.
  • Resultados Rápidos: Sustancias como la psilocibina han mostrado efectos terapéuticos rápidos en algunos pacientes, una ventaja significativa sobre los antidepresivos convencionales.
  • Experiencias Transformadoras: Las experiencias inducidas por psicodélicos pueden llevar a cambios psicológicos y emocionales profundos, lo que podría ser beneficioso en el tratamiento de ciertos trastornos mentales.
  • Reducción de Síntomas a Largo Plazo: Algunos estudios indican que los efectos terapéuticos de los psicodélicos pueden ser duraderos, reduciendo la necesidad de tratamiento continuo.

Consideraciones Importantes 

  • Regulación y Estándares de Calidad: Es crucial establecer regulaciones estrictas y protocolos de tratamiento estandarizados para garantizar la seguridad y eficacia de los tratamientos psicodélicos.
  • Formación de Terapeutas: Se requiere una formación especializada y exhaustiva para los terapeutas que administran estos tratamientos, asegurando un enfoque comprensivo y ético.
  • Investigación Continua: Es esencial continuar con la investigación rigurosa para comprender plenamente los beneficios, riesgos y mecanismos de acción de los psicodélicos.

Ante el estancamiento de los fármacos psiquiátricos actuales, los psicodélicos ofrecen una dirección prometedora para el avance en el tratamiento de trastornos mentales. Sin embargo, este camino debe ser abordado con cautela, responsabilidad y un compromiso firme con los estándares científicos y éticos. 

Estudios clínicos en los últimos años más reseñables: 

La investigación clínica en psicodélicos ha avanzado significativamente en los últimos años.  

  • Depresión: Los estudios clínicos han demostrado que la psilocibina, un compuesto psicodélico que se encuentra en ciertos hongos, puede ser eficaz en el tratamiento de la depresión resistente a los tratamientos farmacológicos actuales. En un estudio publicado en 2020, la psilocibina administrada en combinación con psicoterapia produjo una reducción significativa de los síntomas depresivos durante 6 meses. En un estudio publicado en 2023, la psilocibina administrada en combinación con psicoterapia produjo una reducción significativa de los síntomas depresivos durante 12 meses.
  • TEPT: Los estudios clínicos han demostrado que el MDMA, un compuesto psicodélico que se encuentra en el éxtasis, puede ser eficaz en el tratamiento del TEPT. En un estudio publicado en 2021, el MDMA administrado en combinación con psicoterapia produjo una reducción significativa de los síntomas de TEPT durante 12 meses.
  • TAG: Los estudios clínicos han demostrado que la psilocibina puede ser eficaz en el tratamiento del TAG. En un estudio publicado en 2022, la psilocibina administrada en combinación con psicoterapia produjo una reducción significativa de los síntomas de TAG durante 3 meses.
  • Otros trastornos: Además de la depresión, el TEPT y el TAG, los psicodélicos se están investigando para el tratamiento de otros trastornos mentales, como la esquizofrenia, el trastorno bipolar y el alcoholismo.

Mecanismos de acción 

Los mecanismos específicos a través de los cuales los psicodélicos ejercen sus efectos terapéuticos aún no se comprenden completamente. Sin embargo, se cree que pueden actuar modulando la actividad de los neurotransmisores serotonina, dopamina y glutamato. 

  • Serotonina: Los psicodélicos se unen a los receptores de serotonina, que son responsables de la regulación del estado de ánimo, el pensamiento y la percepción.
  • Dopamina: Los psicodélicos pueden aumentar la liberación de dopamina, que está involucrada en la motivación, el placer y la recompensa.
  • Glutamato: Los psicodélicos pueden inhibir la actividad de los receptores de glutamato, que están involucrados en la plasticidad neuronal.

Recomendaciones de los Expertos 

Evaluación Médica Rigurosa: Antes de considerar el tratamiento con alucinógenos, es crucial realizar una evaluación médica exhaustiva. Esto incluye un análisis detallado del historial clínico del paciente, con especial atención a antecedentes de trastornos psicóticos, que pueden ser exacerbados por estas sustancias. 

Entorno Controlado y Supervisión Profesional: La administración de estos fármacos debe realizarse en un entorno controlado y bajo la supervisión de profesionales de la salud calificados. Esto es esencial para manejar cualquier reacción adversa o experiencia psicológicamente perturbadora durante el tratamiento. 

Seguimiento Continuo: Es importante un seguimiento post-tratamiento para evaluar la eficacia y detectar posibles efectos secundarios o reacciones tardías. 

Información y Consentimiento: Los pacientes deben recibir información completa sobre los potenciales beneficios y riesgos, asegurando así su consentimiento informado antes de iniciar el tratamiento. 

Integración de la Terapia Convencional: Idealmente, el tratamiento con alucinógenos debe ser parte de un enfoque terapéutico más amplio, que incluya terapia psicológica y apoyo emocional.  

Seguridad y Psicodélicos 

En los ensayos clínicos, se adoptan medidas rigurosas para prevenir que las experiencias psicodélicas se conviertan en peligrosas.

Pacientes con historial personal o familiar de enfermedades psicóticas o maníacas son excluidos, minimizando así el riesgo de inducir tales episodios.  

El entorno de las sesiones psicodélicas es cuidadosamente controlado, y los pacientes reciben apoyo psicoterapéutico durante varias semanas, antes, durante y después de la administración de las dosis.

Los protocolos de investigación psicodélica están diseñados poniendo la seguridad en primer lugar, creando un ambiente de contención para los pacientes mientras atraviesan lo que puede ser una experiencia psicológica difícil. 

Además, los pacientes seleccionados para los ensayos clínicos son cuidadosamente examinados y elegidos, lo que significa que tienen menos probabilidades de experimentar resultados negativos que la población general. 

Estas experiencias están supervisadas por psiquiatras y terapeutas experimentados que pueden manejar cualquier situación potencialmente peligrosa que pueda surgir. Estas intervenciones son cruciales para mantener una mentalidad y un entorno positivos —a menudo referidos como «set and setting»— y se consideran esenciales para asegurar los resultados positivos que se han observado hasta ahora en ensayos clínicos (aunque incluso con un enfoque reflexivo del «set and setting», permanece la realidad de que algunos pacientes serán inevitablemente vulnerables a reacciones idiosincrásicas a los psicodélicos).

Sin embargo, en entornos no clínicos, donde los psicodélicos son cada vez más populares estas medidas de seguridad no siempre están presentes. 

Los usuarios recreativos de psicodélicos pueden no estar conscientes de factores de riesgo personales, y los entornos recreativos no siempre tienen sistemas de seguridad y apoyo bien pensados. 

Las personas que toman psicodélicos en entornos no investigativos podrían experimentar tanta ansiedad como los pacientes en ensayos clínicos, pero carecen de los recursos para manejar esas experiencias de manera segura. 

Estos riesgos son más pronunciados si las sustancias consumidas están adulteradas con otros compuestos, un riesgo que es más probable en entornos recreativos.

Riesgos Potenciales 

Los riesgos potenciales asociados con el uso de sustancias psicodélicas como la ketamina, la psilocibina, los antagonistas del receptor NMDA y el LSD son áreas de interés creciente en la investigación psiquiátrica. A continuación, se detallan los riesgos asociados con cada una de estas sustancias: 

Ketamina 

  • Efectos Disociativos y Psicóticos: La ketamina puede inducir estados disociativos, donde los pacientes se sienten desconectados de su cuerpo y entorno, lo que puede ser profundamente perturbador.
  • Abuso y Dependencia: Aunque menos adictiva que otras drogas recreativas, existe el riesgo de abuso y dependencia, especialmente en entornos no controlados.
  • Efectos Secundarios Físicos: Puede incluir aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, náuseas y vómitos, especialmente en dosis más altas.
  • Problemas Cognitivos a Largo Plazo: El uso prolongado puede afectar la memoria y la función cognitiva.

Psilocibina 

  • Experiencias Psicodélicas Perturbadoras: Puede inducir ansiedad intensa, miedo, y desorientación, especialmente en personas no preparadas o en entornos no controlados.
  • Reacciones Psicológicas Negativas: Incluyen ataques de pánico y desencadenamiento de trastornos psicóticos en individuos susceptibles.
  • Riesgo de Síndrome de HPPD: Trastorno de percepción persistente por alucinógenos, donde los efectos visuales persisten mucho después del uso de la droga.
  • Interacciones Medicamentosas: La psilocibina puede interactuar con otros medicamentos, aumentando los riesgos.
  • Antagonistas del Receptor NMDA
  • Efectos Neurotóxicos: El uso prolongado de antagonistas NMDA puede causar daño a las neuronas.
  • Efectos Cognitivos y Psiquiátricos: Pueden inducir síntomas psicóticos, trastornos del estado de ánimo, y problemas de memoria.
  • Desregulación de la Función Cerebral: Estos compuestos pueden alterar el equilibrio químico del cerebro, afectando el funcionamiento normal.

LSD 

  • Flashbacks y HPPD: El LSD es conocido por causar flashbacks, donde los usuarios reviven experiencias psicodélicas mucho después de su uso.
  • Desencadenamiento de Trastornos Mentales: Puede precipitar trastornos psicóticos en individuos predispuestos.
  • Reacciones de Pánico: El uso de LSD puede llevar a intensos estados de miedo y pánico.
  • Riesgo de Consumir Sustancias Adulteradas: Dado que el LSD se obtiene ilegalmente, existe el riesgo de consumir sustancias contaminadas o adulteradas.

Es fundamental enfatizar que, aunque estas sustancias muestran potencial terapéutico, su uso debe ser cuidadosamente controlado y supervisado por profesionales de la salud para minimizar estos riesgos. La educación del paciente y el monitoreo continuo son clave para garantizar un tratamiento seguro y efectivo. 

Riesgos físicos globales de los psicodélicos: 

Riesgos Cardiacos y Otras Consideraciones de Seguridad en el Uso de Psicodélicos 

Preocupaciones Cardiovasculares y Psicodélicos 

El uso de psicodélicos, incluyendo sustancias como la psilocibina y la ketamina, requiere consideraciones especiales en términos de seguridad cardiovascular. Aunque estas sustancias se han demostrado seguras en entornos clínicos controlados, su impacto en personas con afecciones cardíacas, como hipertensión no controlada, enfermedades del corazón y arritmias, sigue siendo motivo de cautela. 

Efectos sobre la Presión Arterial y la Frecuencia Cardiaca 

La psilocibina y la ketamina pueden causar un aumento en la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Según Jeremy Ruskin, experto en Cardiología del Hospital General de Massachusetts, en ensayos clínicos supervisados, estas sustancias «parecen ser seguras desde una perspectiva cardiaca», pero su seguridad en individuos de alto riesgo y en entornos no controlados no está clara. 

Impacto en Receptores Serotoninérgicos 

Los alucinógenos activan el receptor de serotonina 5-HT2A, excepto la ketamina, que actúa a través del sistema del glutamato. Sin embargo, la activación del receptor 5-HT2B, relacionado con enfermedades valvulares cardíacas, es una preocupación, especialmente en el uso prolongado y frecuente de psicodélicos. 

Otros Riesgos Importantes 

Riesgo de Convulsiones 

Las sustancias psicodélicas pueden alterar significativamente la actividad cerebral, lo que podría desencadenar convulsiones en personas con epilepsia. 

Presión Intracraneal y Trauma Cerebral 

Celia Morgan, experta en Psicofarmacología, advierte que la ketamina puede aumentar la presión intracraneal. Esto es particularmente riesgoso para personas con lesiones cerebrales traumáticas. 

Interacciones Medicamentosas 

Las interacciones entre psicodélicos y antidepresivos, especialmente los que afectan los niveles de serotonina, son una preocupación importante. El uso de psilocibina puede ser peligroso para quienes toman inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) y quizás también para quienes toman inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). 

Ketamina y Depresores del Sistema Nervioso Central 

La combinación de ketamina con fármacos que deprimen el sistema nervioso central (como opiáceos, relajantes musculares o benzodiacepinas) puede potenciar o prolongar su efecto sedante. 

Riesgo de Adicción a la Ketamina 

Aunque el riesgo general de adicción a los psicodélicos es bajo, no es inexistente con la ketamina. El uso frecuente y el deseo de consumir más tras su efecto pueden ser señales de adicción. 

En resumen, el potencial terapéutico de los psicodélicos es significativo, pero es crucial ser conscientes de sus riesgos para no comprometer su valor. La seguridad y el conocimiento informado son esenciales para aprovechar sus beneficios sin descuidar las precauciones necesarias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
whatsapp cristobal lopez psiquiatra