RUBIFEN: Qué Es, Efectos Secundarios y Porque es Conocido como «La Droga de los Pobres»

Rubifen

Rubifen, cuyo principio activo es el metilfenidato de liberación inmediata, es un medicamento ampliamente reconocido en el campo de la psiquiatría por su eficacia en el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Para adquirir este medicamento es necesario receta médica y se presenta en los siguientes formatos:

  • RUBIFEN 5 mg COMPRIMIDOS, 30 comprimidos.
    Precio: PVP 2.42 Euros. 
  • RUBIFEN 10 mg COMPRIMIDOS, 30 comprimidos.
    Precio: PVP 4.84 Euros.
  • RUBIFEN 20 mg COMPRIMIDOS, 30 comprimidos.
    Precio: PVP 5.71 Euros.

En este artículo veremos qué es el TDAH, las indicaciones de como tomar el Rubifen, su mecanismo de acción y los principales efectos secundarios e interacciones que pueden surgir con su uso, así como también se detalla su uso indebido.

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico que afecta a una proporción significativa de la población infantil y puede continuar hasta la edad adulta. Las personas con TDAH muestran un patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad.

Los niños y adolescentes diagnosticados con TDAH a menudo experimentan:

    • Incapacidad para permanecer sentados tranquilamente.
    • Problemas para mantener la concentración.

Estas conductas no son un capricho o elección de los niños simplemente por el mal funcionamiento de una parte de su cerebro no puedes hacerlo.

Muchos niños y adolescentes enfrentan estas dificultades, pero aquellos con TDAH pueden encontrarse con obstáculos adicionales en su vida diaria. Es común que tengan problemas para aprender y completar tareas escolares. También pueden mostrar comportamientos problemáticos tanto en casa como en la escuela y otros ambientes.

Es importante destacar que el TDAH no implica una limitación en la inteligencia del niño o adolescente.

1. Usos de Rubifen

El metilfenidato, comercializado como Rubifen, está indicado principalmente para el tratamiento del TDAH. Esta condición se caracteriza por síntomas de inatención, hiperactividad e impulsividad, que suelen afectar significativamente el desempeño escolar, laboral y las relaciones interpersonales. que interfiere más de lo que sería esperado para el nivel de desarrollo del niño o adolescente.

  • Se utiliza en niños y adolescentes de edades comprendidas entre 6 y 18 años.
  • Se utiliza solo tras haber probado antes tratamientos que no incluyan medicamentos, como la terapia de comportamiento y asesoramiento.

Rubifen no está indicado en el tratamiento de TDAH en niños menores de 6 años o en adultos. No se conoce su seguridad o beneficio en estos pacientes. Aunque esta es la indicación oficial, en algunos casos excepcionales, los profesionales tenemos que prescribirlo fuera de la ficha técnica, cuando las formulaciones de liberación prolongada no funcionan, como es el caso de Concerta, Medikinet y Equasym; es decir, este fármaco se manda en ocasiones de entrada. Una vez que sabemos que es efectivo y no genera efectos adversos, la práctica clínica habitual suele ser prescribirlo en su formulación prolongada, un metilfenidato de liberación prolongada.  

Otra particularidad que debemos mencionar es que, en ocasiones, se combina con el metilfenidato de liberación prolongada, que generalmente se toma con el desayuno. Algunos niños y adolescentes tienen actividades escolares por las tardes, momento en el cual el efecto del metilfenidato de liberación inmediata puede haber disminuido. En casos específicos, se añade una dosis adicional de 10 o 20 mg cuando tienen tareas escolares más allá de las 17 horas.

2. Qué necesita saber antes de que, usted o su hijo, empiecen a tomar Rubifen

No tome metilfenidato si usted o su hijo:

  • Son alérgicos (hipersensibles) a metilfenidato o a cualquiera de los demás componentes de Rubifen
  • Tienen un problema de tiroides
  • Tienen la tensión ocular elevada (glaucoma)
  • Tienen un tumor de las glándulas suprarrenales (feocromocitoma)
  • Tienen un trastorno de la alimentación, no tienen hambre o no quieren comer, como en la “anorexia nerviosa”
  • Tienen la tensión arterial muy alta o un estrechamiento de los vasos sanguíneos, que pueden causar dolor en los brazos y las piernas
  • Han tenido alguna vez problemas de corazón como un infarto, irregularidad de los latidos cardiacos, dolor y molestias en el pecho, insuficiencia cardiaca, enfermedad cardiaca o un problema cardiaco de nacimiento
  • Han tenido un problema en los vasos sanguíneos del cerebro como un derrame cerebral, dilatación o debilidad de parte de un vaso sanguíneo (aneurisma), estrechamiento o bloqueo de los vasos sanguíneos o inflamación de los vasos sanguíneos (vasculitis)
  • Están tomando o han tomado en los últimos 14 días algún antidepresivo (conocido como inhibidor de la monoaminooxidasa). Ver “Uso de Rubifen con otros medicamentos”
  • Tienen problemas de salud mental como:
      • Un trastorno “psicopático” o un “trastorno límite de la personalidad”.
      • Pensamiento o visiones anormales o una enfermedad denominada “esquizofrenia”.
      • Signos de un trastorno del estado de ánimo grave como:
          • Sentimiento suicida
          • Depresión grave, sintiéndose muy triste, despreciado y desesperado
          • Manía, sintiéndose excepcionalmente exaltado, más activo de lo normal y desinhibido.

3. Cómo usar Rubifen (Ritalin en EEUU)

Modo de administración:

  • Tome el medicamento por vía oral siguiendo las indicaciones de su médico, generalmente dos o tres veces al día.
  • Momento óptimo para la toma: Es preferible tomarlo de 30 a 45 minutos antes de comer. No obstante, si experimenta molestias estomacales, puede tomarlo con o después de la comida.
  • Evite tomarlo tarde: Hacerlo en horas avanzadas del día puede provocar insomnio.
  • La máxima dosis diaria en 60 mg/día.

Consistencia y horario:

  • Para maximizar los beneficios del tratamiento, tome el medicamento a la misma hora todos los días, lo que además le ayudará a no olvidar ninguna dosis.

Ajustes de dosificación:

  • La dosis dependerá de su estado de salud y de cómo responda al tratamiento.
  • Puede que su médico le indique incrementar o reducir la dosis gradualmente.
  • Evite la suspensión abrupta: Si ha estado utilizando el metilfenidato durante mucho tiempo, no deje de tomarlo de repente sin antes consultarlo con su médico, ya que podría experimentar síntomas de abstinencia como depresión, pensamientos suicidas o cambios significativos en su estado de ánimo. Para prevenir estos síntomas, su médico podría reducir su dosis paulatinamente. La probabilidad de abstinencia es mayor si ha usado el medicamento por un tiempo prolongado o en dosis altas.
  • Comunique cualquier síntoma de abstinencia: Informe a su médico o farmacéutico inmediatamente si experimenta cualquier signo de abstinencia
  • Si usted o su hijo no se encuentran mejor, después de 1 mes de tratamiento, informen a su médico. Ellos pueden decidir si necesitan un tratamiento diferente.

Efectividad a largo plazo:

  • Con el uso prolongado, el medicamento puede perder efectividad. Si nota que el Rubifen no tiene el mismo efecto, consulte con su médico.

Riesgo de adicción:

  • Aunque es útil para muchas personas, el Rubifen puede causar adicción. Este riesgo es mayor en personas con un historial de abuso de sustancias (como drogas o alcohol). Para minimizar este riesgo, es crucial seguir la prescripción médica al pie de la letra. Consulte con su médico o farmacéutico si necesita más información.

Monitorización del tratamiento:

  • Informe a su médico si no observa mejoría en su condición o si esta empeora.

Recordatorio General:

Siga siempre las indicaciones de su médico y las recomendaciones del prospecto del medicamento para el uso seguro y efectivo del Rubifen. La comunicación abierta con su médico es clave para manejar su tratamiento adecuadamente.

4. Mecanismo de acción de Rubifen

Rubifen actúa como un potenciador del rendimiento cognitivo al incrementar la actividad de los neurotransmisores en el cerebro, en particular, la dopamina y la norepinefrina. Funciona inhibiendo la recaptación de estos neurotransmisores, lo que aumenta su disponibilidad en el espacio sináptico. Esto mejora la atención y reduce la impulsividad y la hiperactividad en pacientes con TDAH.

5. Efectos secundarios de Rubifen

Aunque Rubifen es efectivo y seguro cuando se usa según las indicaciones médicas, puede tener algunos efectos secundarios, especialmente al inicio del tratamiento o cuando se ajusta la dosificación. 

Efectos Secundarios Comunes

  • Insomnio y trastornos del sueño.
  • Disminución del apetito.
  • Dolores de cabeza.
  • Nerviosismo
  • Pérdida de peso
  • Mareos
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Irritabilidad y cambios de humor.
  • Aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardíaca.
  • Uno de los efectos secundarios más comentados es el supuesto retraso en el crecimiento, algo muy infrecuente. Sin embargo, los estudios han demostrado que los niños eventualmente alcanzan su altura esperada, aunque pueda ser un poco más tarde.

Es importante aclarar que no causa daño neurológico ni afecta ningún órgano cuando se toma de manera crónica, lo cual ayuda a desmitificar uno de los grandes temores, en este caso infundados, de los padres.

Efectos en la Presión Arterial

Este medicamento puede aumentar su presión arterial. Controle su presión arterial regularmente y comunique a su médico si los resultados son altos.

Si estos efectos persisten o empeoran, comuníquese inmediatamente con su médico o farmacéutico.

Efectos Secundarios Graves

Comunique de inmediato a su médico si experimenta efectos secundarios graves, incluyendo:

  • Problemas de circulación en dedos de manos o pies: frialdad, entumecimiento, dolor, cambios en el color de la piel.
  • Heridas inusuales en los dedos de manos o pies
  • Latidos cardíacos rápidos, fuertes o irregulares
  • Cambios en el comportamiento o el estado de ánimo: agitación, agresión, cambios de humor, pensamientos anormales, ideas suicidas.
  • Movimientos musculares incontrolados: como tics o temblores.
  • Erupciones súbitas de palabras o sonidos difíciles de controlar
  • Cambios en la visión: como visión borrosa.

Importancia de la Medicación

Este medicamento ha sido prescrito porque su médico considera que los beneficios para usted son mayores que el riesgo de efectos secundarios. Muchas personas que utilizan este medicamento no experimentan efectos secundarios graves.

Efectos Secundarios Muy Graves

Busque ayuda médica inmediatamente si tiene efectos secundarios muy graves, incluyendo:

  • Desmayo
  • Convulsiones
  • Síntomas de un ataque al corazón: dolor en el pecho, la mandíbula o el brazo izquierdo, dificultad para respirar, sudoración inusual.
  • Síntomas de un derrame cerebral: debilidad en un lado del cuerpo, dificultad para hablar, cambios súbitos en la visión, confusión.

Efectos Secundarios Raros pero Serios

En raras ocasiones, los varones (incluidos niños y adolescentes) pueden experimentar una erección dolorosa o prolongada, que dura 4 horas o más, mientras usan este medicamento. Los cuidadores o padres deben estar atentos a este efecto secundario grave en los jóvenes. Si ocurre una erección prolongada, deje de usar este medicamento y busque ayuda médica de inmediato, ya que podrían ocurrir problemas permanentes.

Reacciones Alérgicas

Una reacción alérgica muy grave a este medicamento es rara. Sin embargo, busque ayuda médica de inmediato si nota síntomas de una reacción alérgica grave, incluyendo:

  • Erupción cutánea
  • Picazón/hinchazón (especialmente de la cara/lengua/garganta)
  • Mareos severos
  • Problemas para respirar

Nota Final

Esta no es una lista completa. Consulte con la ficha técnica para saber todos los efectos secundarios posibles.

En caso de duda póngase en contacto con su médico

Interacciones del Metilfenidato con Otros Medicamentos

Es crucial informar a su médico o farmacéutico sobre todos los medicamentos que esté tomando, haya tomado recientemente, o pueda tener que tomar, para evitar interacciones peligrosas.

Contraindicaciones Específicas

Inhibidores de la Monoaminooxidasa (IMAOs): No se debe administrar metilfenidato si el paciente está tomando, o ha tomado un IMAO en los últimos 14 días. La combinación de metilfenidato con un IMAO puede causar un incremento peligroso en la presión arterial.

Medicamentos que Requieren Precaución

Antes de comenzar con el metilfenidato, verifique con su médico si está tomando medicamentos en alguna de las siguientes categorías:

  • Medicamentos Antidepresivos: El metilfenidato puede interactuar con otros antidepresivos, alterando su efectividad o intensificando efectos secundarios.
  • Tratamientos para Condiciones Psiquiátricas Graves: Es necesario ajustar las dosis o tomar precauciones especiales si se combinan con metilfenidato.
  • Antiepilépticos: Usados para controlar la epilepsia, pueden tener interacciones que afecten su acción o la del metilfenidato.
  • Medicamentos para la Presión Arterial: Incluidos aquellos que la aumentan o disminuyen, pues el metilfenidato podría intensificar su efecto sobre la presión sanguínea.
  • Remedios para la Tos y el Resfriado: Algunos contienen sustancias que pueden alterar la presión arterial. Siempre consulte con un farmacéutico antes de combinarlos con metilfenidato.
  • Anticoagulantes: Medicamentos que diluyen la sangre y previenen la formación de coágulos pueden interactuar con el metilfenidato, requiriendo ajustes de dosificación o monitoreo adicional.

Importante

Antes de agregar cualquier nuevo medicamento, incluyendo los de venta libre o remedios herbales, a su régimen actual, es imprescindible la aprobación de un profesional de la salud. Esto asegura una terapia segura y coordinada, especialmente cuando se trata de medicaciones complejas como el metilfenidato.

Porque se le dice al Rubifen «La Droga de los Pobres»

Aunque no se vende el Rubifen, metilfenidato u otros medicamentos para el TDAH sin receta, a veces se pueden conseguir por vías no legales, conocido como la «cocaína de los pobres».

Debido a sus efectos sobre la concentración y atención, el Rubifen es a veces utilizado ilegalmente con varios propósitos no autorizados, que incluyen:

1. Mejora del Rendimiento Cognitivo:

Estudiantes y Profesionales: Algunas personas usan Rubifen para mejorar su capacidad de concentración y trabajar o estudiar durante períodos más prolongados- En ambientes académico al ser un estimulante cognitivo, se abusa del mismo y son conocidas como las “pastillas para mejorar la memoria” , “pastillas para estudiar” o “pastillas para concentrar”.

2. Supresión del Apetito:

Uso para la Pérdida de Peso: El metilfenidato, Rubifen, puede suprimir el apetito, y algunas personas lo utilizan como ayuda para la pérdida de peso. Este es un uso completamente inapropiado y peligroso del medicamento, ya que no está diseñado ni aprobado para este propósito y puede causar efectos secundarios severos.

3. Droga Recreativa:

Euforia y Aumento de Energía: A dosis más altas de las recomendadas médicamente, el Rubifen puede provocar euforia, aumento de energía y una sensación intensa de bienestar, lo que puede llevar a su abuso como droga recreativa.

Riesgos Asociados al Uso Indebido de Rubifen

El uso no prescrito de Rubifen no solo es ilegal, sino que también implica riesgos significativos de salud, incluyendo:

  • Dependencia y Adicción: El uso regular puede llevar a la dependencia física y psicológica.
  • Efectos Secundarios Graves: Como insomnio, palpitaciones cardíacas, aumento de la presión arterial, y en casos severos, problemas psicológicos como paranoia o psicosis.
  • Interacciones Peligrosas: Rubifen puede interactuar de manera adversa con otros medicamentos y sustancias, potencialmente resultando en efectos secundarios graves o condiciones médicas agudas.

Aspectos Legales

En España, el Rubifen está clasificado como una sustancia controlada, lo que significa que su distribución y uso están estrictamente regulados por ley. La posesión de Rubifen sin receta médica es ilegal y puede resultar en sanciones legales, incluyendo multas y penalizaciones más severas dependiendo de la cantidad y el contexto (por ejemplo, si hay intención de distribución).

Para finalizar, Rubifen, con metilfenidato de liberación inmediata como principio activo, constituye una herramienta esencial en el manejo del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Es crucial, sin embargo, seguir rigurosamente las indicaciones médicas para evitar complicaciones. A pesar de su efectividad, el Rubifen no está exento de efectos adversos, algunos de los cuales pueden ser serios, especialmente si el medicamento no se administra siguiendo las directrices prescritas.

Es importante también estar conscientes del riesgo de uso indebido del Rubifen, particularmente por sus efectos sobre la concentración y la energía, que pueden llevar a su utilización fuera de los contextos médicos. Este uso inapropiado no solo pone en riesgo la salud del individuo por posibles efectos adversos graves y dependencia, sino que también conlleva implicaciones legales significativas.

El tratamiento con Rubifen debe ser siempre supervisado por un profesional de la salud, quien evaluará la efectividad del tratamiento y ajustará la dosis si es necesario. Es fundamental que los pacientes y sus cuidadores mantengan una comunicación abierta con su médico y reporten cualquier efecto secundario o irregularidad en su salud.

Recordemos que la meta del tratamiento con Rubifen es mejorar la calidad de vida del paciente, facilitando una mejor concentración y control sobre hiperactividad e impulsividad, pero siempre dentro de un marco de uso responsable y controlado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
whatsapp cristobal lopez psiquiatra