Consejos que te ayudan a suprimir el estrés de forma natural

estress

Saber lidiar con situaciones difíciles o preocupaciones de una manera serena y efectiva es esencial para lograr terminar con el estrés y vivir una vida mucho más plena, saludable y feliz.

En ocasiones, la ajetreada vida actual puede llegar a convertirse en un verdadero dolor de cabeza. Las preocupaciones del trabajo, el hogar, la familia, los gastos, los imprevistos, y un largo etcétera, pueden llegar a abrumarnos y causarnos una serie de problemas tanto mentales como de salud.

En este artículo, quiero mostrarte algunos consejos e ideas que puedes aprovechar para combatir este problema de una forma completamente natural. Adoptando mejores hábitos y priorizando tu bienestar, verás que sentirte mejor es algo que se encuentra a tu entero alcance.

Hacer ejercicio con regularidad

Practicar actividad física es una de las mejores alternativas que existen para eliminar estrés y ansiedad. Esto es así debido a varias razones:

  • Liberación de endorfinas y reducción del cortisol: el ejercicio ayuda a disminuir los niveles de cortisol, la hormona del estrés. También, ayuda a secretar endorfinas, las cuales contribuyen a mejorar el estado de ánimo y el bienestar físico y mental.
  • Mejor conciliación del sueño: favorece el sueño por la noche y a gozar de un sueño de mejor calidad.
  • Mejora de la autoimagen: otro de los beneficios de la actividad deportiva es el aumento de la autoestima. Te ayuda a sentirte más seguro y cómodo con la imagen de tu cuerpo, lo cual contribuye a mejorar tu bienestar mental.

Probar la aromaterapia

Las velas aromáticas y los aceites esenciales son un buen apoyo. Algunas como la lavanda son eficaces para combatir los problemas de insomnio y conciliar el sueño.

Existe una gran variedad de opciones como las flores de naranja, el incienso, las rosas, la bergamota, etc.

Evitar el consumo de alimentos y sustancias nocivas

Uno de los síntomas de estrés y ansiedad más frecuentes es la necesidad de consumir sustancias dañinas como el alcohol, el cigarrillo, las drogas, etc.

Por otra parte, los alimentos ricos en azúcar y las bebidas excitantes como el café, el chocolate o los energizantes, también suelen consumirse en gran frecuencia al enfrentar este problema.

Es fundamental evitar o, en su defecto, disminuir en la medida de lo posible esta clase de productos y sustituirlos por comida saludable. El saber que estás haciendo algo bueno para tu cuerpo te ayudará a sentirte mejor contigo mismo.

Escribir un diario

Otra alternativa idónea es tomar una libreta o un documento digital en blanco y plasmar en él todo lo que sientes. De esta forma, podrás dar rienda suelta a tus sentimientos, en vez de reprimirlos.

No te detengas a pensar en lo que estás escribiendo o a preocuparte si alguien más lo verá, ya que esto es solo para ti y para tu bienestar.

Detalla cómo te has sentido, que has pensado, lo que te ha gustado y lo que no de tu día. No dejes pendiente ningún detalle que tengas necesidad de expresar.

Agradecer

Dar las gracias es una de las mejores técnicas de manejo de estrés que existen. Esto te permite enfocar tus pensamientos en las cosas buenas que posees, en vez de preocuparte por lo que te hace falta o por algún suceso o inconveniente que se te haya presentado.

Practicar meditación

Actividades como la meditación contribuyen a la relajación, al mismo tiempo que mitigan los pensamientos y las sensaciones negativas.

Hoy en día, existen varias formas de practicarla, algunas que podemos encontrar de forma común son el yoga, el taichí y el mindfulness.

Saber decir “no”

En muchas ocasiones, saber declinar es importante. Aceptar todos los compromisos y responsabilidades del trabajo y de la vida diaria puede llegar a ser muy agobiante y agotador.

Para sentirte más ligero, procura aceptar solo aquellas cosas con las que sabes que puedes lidiar, de lo contrario, delega y pide ayuda cuando sea necesario. No te fuerces a intentar abarcarlo todo por ti mismo.

Convivir

Al momento de sentirte angustiado, es probable que quieras aislarte del resto del mundo. Sin embargo, convivir con otras personas es una excelente medicina para distraer tu mente y gozar de apoyo cuando lo necesitas.

Trata de hacer un espacio en tu agenda para visitar a un viejo amigo, un familiar o incluso actuar como voluntario para personas que también necesitan de ti.

Descansar bien

El tiempo y la calidad de tu descanso funcionan como pastillas naturales para el estrés. En un nivel adecuado, influyen de manera muy positiva en tu estado de ánimo, energía y capacidad para concentrarte.

Si sueles tener problemas para descansar por las noches, prueba adoptar nuevos hábitos que te ayuden a relajarte antes de ir a la cama.

Tomar un té de manzanilla, ducharte con agua caliente, leer un libro, meditar y evitar las pantallas media hora antes de dormir son algunas ideas para lograrlo.

Dedicar tiempo a la música

Oír música y tocar un instrumento son opciones perfectas para distraer la mente, disminuir la tensión muscular, liberar endorfinas y reducir los niveles de cortisol.

También ayudan a combatir los dolores de cabeza, reducir la presión y el ritmo cardiaco, así como fomentar el optimismo y la alegría.

Cambiar la manera de ver las cosas

El ver las cosas desde otra perspectiva puede ser un gran apoyo para disfrutar más de la vida, en vez de preocuparte por todo lo que te sucede.

Encontrar un sentido de aprendizaje y crecimiento a las experiencias es algo que te servirá para mantener una actitud positiva ante cualquier reto que se te presente y, por ende, ser más feliz y pleno en todos los sentidos.

Conclusiones

Siguiendo los consejos mencionados con anterioridad, ten por seguro que conseguirás sentirte mucho mejor y liberarte de preocupaciones que puedan perjudicar tu salud mental y física.

En caso de que a pesar de estas medidas aún no te sea posible terminar con el estrés, es recomendable que solicites apoyo de un profesional.

Dependiendo de tus necesidades, tanto psicólogos como psiquiatras te guiarán paso a paso a localizar tus detonantes y a determinar cuáles son los métodos más efectivos para hacerles frente de la mejor manera.

Si precisas de apoyo inmediato, te invito a que contactes conmigo a través de mi número de móvil o bien, a través del teléfono +34 951 506 193. Sea cual sea tu situación, estaré encantado de poder atenderte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba